El próximo 3 de noviembre tendrán lugar las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos, un acontecimiento de repercusión internacional. A lo largo de estos meses se han desarrollado encuestas, especialmente en el país norteamericano, para conocer la intención de voto, ya sea hacia el republicano Donald Trump o al demócrata Joe Biden.

Bajo este contexto, Wildbytes, agencia de innovación experiencial que diseña y produce lanzamientos y eventos basados en innovación, experiencias e instalaciones con tecnología digital de última generación, ha desarrollado el videojuego mobile KO Campaign, que ha sido creado con el objetivo de servir de encuesta gamificada para conocer la intención de voto de los jugadores de cara  a las elecciones.

La app, disponible en dispositivos Android e iOs, te sitúa en medio de un plató de televisión clásico norteamericano donde suelen tener lugar los debates electorales, y en el que aparecen la presentadora y los candidatos. Una vez realizada la presentación, los candidatos comienzan a decir frases clave de su discurso, y si el jugador no está de acuerdo tendrá la posibilidad de darle el mayor número de “golpes” posibles durante un tiempo limitado.

De igual manera, además de dar “golpes”, en determinados momentos se dará la posibilidad de tirar un objeto al candidato, el cual habrá tenido algún tipo de protagonismo durante la campaña. Tal es el caso de las mascarillas debido al discurso negacionista de Donald Trump respecto al Covid-19 o biblias, usada por el republicano constantemente para manifestar que Joe Biden está en contra de ella -además de rumorearse que el demócrata afirmó que el texto violaba los derechos LGBT-.

Por último, al finalizar la partida, los jugadores podrán ver las estadísticas globales, que servirán de encuesta para conocer la simpatía que siente la gente por cada uno de los dos candidatos, ofreciendo una idea de cuál podría ser su intención de voto. En estos momentos, las estadísticas se encuentran a la par con una ligera ventaja para Trump en número de golpes.

Durante muchos años, las encuestas tradicionales han conseguido recopilar datos y resultados relevantes, facilitando la toma de decisiones. Sin embargo, la forma de comportarse de la gente ha cambiado debido al impacto del mundo digital y han aparecido nuevos retos a la hora de conocer la opinión de las personas. Ofrecer una experiencia más divertida y amigable atrae más la atención de las personas y permite que se desinhiban más a la hora de dar su opinión real, algo especialmente útil en unas elecciones”, revela Daniel Torrico, Managing Director de Wildbytes.