Ya lo he dicho muchas veces, los juegos lineales están desprestigiados en favor de los juegos de mundo abierto, y eso es un error. Es una lástima porque estudios geniales se dedican a hacer los mejores juegos de acción de la historia, pero claro, para que un juego de acción tenga lo que tiene que tener, ritmo brutal, música cañera a tope, machaque de botones incesante, efectos visuales brillantes a go go y enemigos a tutiplén, tiene que ser lineal. Y claro, solo por eso ya será criticado y tendrá menos ventas, haciendo que pocos estudios se atrevan a hacerlo y los que lo hacen, como Platinum, se vean abocados a un cierto ostracismo comercial. Y entonces nos encontramos con auténticas joyas ocultas que pocos jugarán como es el caso de “Transformers: Devastation”.

Transformers: Devastation

“Transformers: Devastation” es un videojuego de los amados robots que se transforman en vehículos y tantas otras cosas. Aunque esta vez no está basado en las recientes películas si no en la serie de dibujos de los años 80. La estética de los personajes, tanto los bienhechores Autobots como los malignos Decepticons, es totalmente cartoon y busca el máximo parecido con la serie. Es decir, nostálgicos este juego va para vosotros. Incluso han recuperado los dobladores originales (en inglés) para poner las voces al juego.

Jugablemente tiene todos elementos que comentaba, acción a raudales, montones de enemigos y ritmo frenético. Platinum son los reyes haciendo este tipo de juegos, les tienen la medida tomadas a los hack and slash, pero para nada sus creaciones son iguales entre ellas, cada uno tiene sus reglas y técnicas. En este juego, como siempre eso sí, cuenta tanto la capacidad de memorizar combos, como la habilidad con el mando como los reflejos y capacidad de reaccionar delante de lo que está sucediendo, a mil por hora, en pantalla. También un poco de suerte, hay que decirlo. La curva de aprendizaje es empinada, pero no excesivamente. Pero el resultado final es muy satisfactorio, y aunque alguna muerte pueda parecer injusta, siempre tendrás la sensación de que puedes superar al adversario/s que tienes delante y el tiempo volará.

Transformers Devastation

La duración es algo escasa, 5-8 horas, pero los buenos juegos de acción como este siempre son así, es como un buen disco de punk, corto pero muy intenso. La posibilidad de manejar a varios Autobots le da algo de vida, probar a pasarlo con cada uno de ellos es un reto del juego, pero en realidad una vez superado hay poco que te va a hacer volver a él. Por otro lado también es criticable el sistema de armas y mejoras de las mismas, que más que dar profundidad al juego molestan, ya que te ves a obligado a entender como funciona para no caer en desventaja y se convierte en una obligación muy pesada que rompe el ritmo.

Transformers Bumblebee
Bumblebee será el escogido por la mayoría, claro

Gráficamente es precioso, parece casi como si jugaras con los dibujos de los Transformers de los años 80 con los que muchos disfrutábamos de pequeños. Digo casi porque aunque los fondos imitan a los fondos fijos de los dibujos de la época, y los personajes están construidos en un muy conseguido cell-shading, los reflejos del metal de sus cuerpos no son dinámicos, forman parte de la propia textura. No me olvidaré de la banda sonora del juego que es absolutamente metalera, doble bombo y riffs guitarreros destroyers todo el rato que acompañan de forma genial la trepidante acción.

“Transformers: Devastation” es un auténtico chorro de emoción, su desorbitada acción te mantendrá pegado al mando y la nostalgia de ser igual a los dibujos hará que lo ames.

  • 8.5/10
    Puntuación general - 8.5/10
8.5/10

Resumen

“Transformers: Devastation” es un auténtico chorro de emoción, su desorbitada acción te mantendrá pegado al mando y la nostalgia de ser igual a los dibujos hará que lo ames.

One Response

  1. Pingback: ControlCeta 26 de enero de 2016

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.