Han pasado casi 11 años desde que Marvel estudios se embarcase en la aventura cinematográfica produciendo sus propias películas, tiempo que han invertido en consolidar un universo rico, polifacético y de calidad en casi todas sus producciones. Es justo reconocer que si bien no inventaron las películas de superhéroes, quizás lo que ya puede considerarse un género en toda regla, el género superheróico, alberga su corazón en esta etapa derivado de las películas de ´la casa de las ideas´. Así, hemos visto productos de todos los colores que confluían en una línea temporal única y que pese a la variedad de subgéneros que cada film escondía, encajaba perfectamente como pequeñas piezas de un gran puzle con un destino común. Hoy le toca el turno a Spiderman Homecoming y no puede ser considerada una más. Spiderman ha sido desde sus orígenes la joya de la corona, el personaje franquicia de la casa y por ello Marvel no podía permitirse no ofrecer una producción a la altura del personaje. ¿Lo ha  logrado? Seguid leyendo.

He de admitir que llevo un rato divagando a la vez que escribo estas líneas. No me gusta andar con preámbulos pero conozco demasiado bien el personaje como para no dejarme influir por mis propios conocimientos y lo que sus historias han significado para mí durante casi 3 décadas. Sea como fuere, intentaré ser lo más justo posible.

Spiderman Homecoming es una película rápida, divertida y visualmente muy lograda. Rezuma humor en casi todo momento como lo hace el propio personaje y nos muestra el camino de un ´héroe de barrio´ que quiere crecer. Tom Holland nos ofrece una versión del personaje muy actualizada pero que funciona. En líneas de interpretación su papel me parece simplemente inmejorable, si bien el guión carece de tintes dramáticos al omitir la historia del tío Ben por completo. Me pregunto si nos la mostrarán en algún momento. Spiderman vuelve a ser un personaje lleno de carisma, precisamente de lo que adolecía su predecesor Andrew Garfield. Su némesis, Adrian Toomes alias ´El buitre´ está encarnada por un magnífico Michael Keaton que se cree en todo momento su personaje y que nos ofrecerá grandes momentos dramáticos a lo largo del film. Parece como si Birdman hubiese desbloqueado unas dotes interpretativas que parecían ocultas en el actor, desde entonces todo lo que toca es oro. Y por último destacaré a la gran sorpresa de la película, Jacob Batalon quien interpretará a Ned (no han aclarado si es Ned Leeds, aunque de darse el caso poco tendría que ver con el personaje original). Ned es un gran personaje, divertido, histriónico y que soportará gran parte de los gags del film. Será el confidente de Peter Parker y veremos hasta dónde puede llegar en su papel de ´hombre tras la pantalla`. Fuera de estos 3 personajes, la película se diluye en un ir y venir de secundarios entre los que solo Robert Downing Jr. tendrá cierta relevancia en su papel de Tony stark y su rol paternal hacia Peter. El gran fallo sin duda será la nueva versión de la tía May. Marisa Tomei es una gran actriz pero en Spiderman Homecoming apenas tiene presencia en pantalla salvo por unos pocos gags que aluden a su buen ver. Quizás esto podría funcionar en cualquier otro film, el problema aquí radica en que el hecho de cambiar la imagen y la personalidad de un personaje tan icónico en el universo del hombre Araña se podía intuir como parte de un gran plan o con un gran propósito. Nada de eso. La adorable anciana May se convierte en la tía pibón, ¿y para qué? ¿para obtener 2 chistes nuevos? Poco más aporta. En la misma línea nos encontramos a un Flash irreconocible, tanto en lo físico como en su personalidad. De matón de escuela ha pasado a un reclamo cómico que roza el patetismo.

Spiderman es una película para todos los públicos muy en la línea Marvel. Puede recordar por momentos a una película americana de instituto (su propio título, Homecoming, pese al juego de palabras, hace alusión al baile de graduación) pero cabe recordar que nos está contando los primeros pasos del héroe, pues el bueno de Peter cuenta con 15 primaveras en el transcurso de la película. Además veremos como el propio film se ríe de los propios clichés del género. La historia, pese a su sencillez, capta la atención en todo momento por el modo en que se narra, a través de los ojos de un adolescente. La verdadera trama casi pasa a un segundo plano mientras los problemas personales de Peter remueven su cabeza en un conflicto entre la responsabilidad y el propio beneficio de sus poderes. Pese a su duración, 2 horas y 13 minutos, su carácter desenfadado evitará que miremos el reloj en momento alguno.

La banda sonora se muestra correcta y no va más allá. Para quien no lo sepa diré que esto viene de una orden directa de los propios estudios, quienes no quieren dotar a las películas individuales de sus propios héroes de un tema icónico ya que quieren que la fanfarria pegadiza sea la del film que reúne a todos estos juntos, Los Vengadores. Aún así, me parece todo un guiño y una gran idea la canción que abre la película, una versión que homenajea el tema clásico de Spiderman de la serie de los 60. Todo un acierto.

Homecoming tiene algunos puntos negros no obstante. Seguramente uno de los más importantes sea el lastre de llevar otras 2 versiones del personaje en el mundo del celuloide en tan solo 15 años. Parece que se han andado con pies de plomo a la hora de evitar todo lo relacionado con estos 2 productos, lo cual ha mermado la versión clásica del hombre-araña en demasía. No sabremos nada del tío Ben y nos veremos relegados a villanos de segundo orden como ´El buitre´ y ´El conmocionador´, además de que se haya introducido al nuevo villano para la continuación con similar calado a los citados. Ni rastro de J.J.Jameson, lo cual me ha sorprendido pues hubiese encajado muy bien en el cariz de la película. Además, la puesta al día del personaje ha llevado a hacer de éste algo más parecido a lo que es en los cómics coetáneos y que aunque funciona en el film, traiciona la esencia del personaje. Esto sucede en varios puntos. El primero sería la propia amistad con Ned, algo que si bien nunca se ha dado en las viñetas originales, sí sucede en la nueva versión del personaje, Ultimate Spiderman, dónde Miles Morales sí cuenta con un confesor. Otro sería en que éste Spiderman es una versión meramente tecnológica gracias al traje diseñado por Tony Stark como vimos en los eventos de Civil War. Aunque esto también sucede en la versión contemporánea en las viñetas, es fácilmente interpretable que es un arco temporal y que antes o después el personaje volverá a la normalidad. Aunque si en algo este Spiderman no funciona es en la inexplicable ausencia de su sentido arácnido (al igual que ocurre en la versión de Daredevil de Netflix dónde aún no hemos visto su sentido radar). Homecoming sustituye esta ausencia por un calco de inteligencia artificial a la que posee el traje de Iron Man, lo cual me ha parecido absurdo por innecesario.

Pese a todo, Spiderman Homecoming es un gran producto. Fascinará a los amantes del género y divertirá a los que no lo son tanto. Si le perdonamos ciertas libertades con respecto a la esencia del personaje clásico encontraremos una película casi redonda y pasaremos un gran rato. Espero que usando esta base hagan crecer al personaje y no veamos un nuevo reboot con el paso del tiempo.

Reseña
Spiderman Homecoming, Crítica.

Leave a Reply