Todo el mundo conoce las aventuras de Astérix y Obélix son dos de los personajes icónicos en lo que a cómics se refiere. Debido a su influencia internacional y la tirada que tenían como es obvio se diversificaron y se comenzó a producir películas, videojuegos y
merchandising.

En lo que se refiere al campo de los videojuegos es innegable que hay numerosos títulos a lo largo de la historia, a su nombre y muy entretenidos. Si bien el que tocaría mencionar primero en este análisis sería el Asterix y Obelix xxl un plataformas 3D que conquistó a todos los fans de los galos e incluso de los no fans. Le siguió la secuela el Astérixy Obelix XXL2 otro plataformas 3D digno de su antecesor, un servidor lo pudo disfrutar siendo un “chavalín” en su windows xp y posteriormente en su port para la Switch. Aún así a pesar del tiempo seguía siendo muy disfrutable y con una banda sonora preciosa que animaba a dar porrazos a los romanos.

Así que, cuando Microids anunció una tercera parte de esta saga no pude contener la emoción de volver a vivir una historia de mis queridos galos. Sin embargo he de decir que el resultado no es el esperado y por tanto no del todo satisfactorio.

Para comenzar hay un cambio que notas nada más comenzar el juego, intentas saltar y no se puede. Y pienso “Cómo es posible? quiero dar saltos con el ‘retaco’ de Astérix”. Pues no queridos lectores eso no va ser posible puesto que se ha cambiado sustancialmente la forma de juego de una plataformas 3D ha pasado a ser un juego de acción con cámara aérea y sin posibilidad de salto. Por lo tanto para ser honestos este título debería llevar otro nombre y no el de sus predecesores, ya que si bien no es un mal juego tampoco se puede decir que se continuación sus predecesores.

En lo que respecta a el argumento es simple pero cumple su función, que es atraer al jugador para que avance por ella hasta el final, todo ello amenizado siempre por el característico humor de los personajes de este universo. Lo que respecta a su jugabilidad, decir que se nota que es un juego pensado para jugar en cooperativo. Os preguntareis porqué digo esto, pues porque básicamente es un juego de dar mamporros a una cantidad a veces ingente de romanos y si vas sólo controlas a un personaje del otro se encarga la IA y no da un golpe ni por casualidad.

Los controles son sencillos pudiendo realizar una serie de habilidades especiales, algunas personalizadas para cada personaje como el caso de dos de las de Obélix. Unidas a los
golpes simples de toda la vida que sirven para hacer combos. Punto en el que me gustaría indicar que también me gustaba mas la anterior entrega, en el cual el sistema de desbloquear habilidades consistía en conseguir cascos de romano y con ellos comprarlas en la tienda. En el juego actual lo único que hace la tienda es ofrecer mejoras.

Aunque las luchas son el punto predominante de este juego meten variedad teniendo que desarrollarlas por ejemplo sobre hielo en ocasiones, también tienes que desarrollar estrategias para invadir campamentos puesto que hay un gran número de soldados y utilizar el sigilo. Sigue habiendo puntos en los cuales hay que resolver puzzles lo que le consigue da un aire de plataformas en ocasiones. Si hubiese más equilibrio entre este punto y de las peleas hubiese resultado un título mejor.

A nivel visual está bien desarrollado teniendo en cuenta que no deja de tratarse de un videojuego basado en cómics y películas de dibujos animados siendo fieles a los mismos y con animaciones muy graciosas como cuando lanzas a un romano por los aires y ves que las alzas se quedan. Teniendo en cuenta al generación en la que estamos se le podrían exigir mejores texturas, sombras, paisajes más vivos y demás pero si consideramos el juego del que se trata tampoco es algo necesario. En mi opinión cumple con unos dibujos bonitos que me recuerdan a leer uno de sus tomos en la biblioteca del colegio.

Lo que respecta a la banda sonora acompaña bien en el desarrollo de la historia, siento ser repetitivo pero en este punto estaba mucho mejor el anterior cada pelea te motivaba con su música. Si que tiene unos buenos efectos en cuanto a los golpes que suenan muy bien y acompasados. No hay doblaje al castellano una verdadera lástima pero si los textos traducidos al español. Sinceramente creo que hubiese sido mejor un doblaje al castellano porque al público que va dirigido, no nos engañemos en su mayoría niños a pesar de los niños grandes que leen este artículo, hubiese estado mejor con un doblaje.

En definitiva, es un juego que se merece un notable porque si bien no cumple con todas las expectativas si que sigue entreteniendo y bastante bonito. Como punto fuerte está el jugar en cooperativo con un amigo. Si sois fans del maravilloso mundo creado por Goscinny y Uderzo seguramente al final de la partida consideréis que es incluso mejor.

  • 7/10
    Gráficos - 7/10
  • 6.5/10
    Historia - 6.5/10
  • 7/10
    Jugabilidad - 7/10
  • 7/10
    Sonido - 7/10
6.9/10

Resumen

"Un juego que se merece un notable porque si bien no cumple con todas las expectativas si que sigue entreteniendo y bastante bonito"